Salar de Uyuni y el cementerio de trenes

Tour por el Salar de Uyuni en dos días

Llegamos a Uyuni a las 5 y media de la mañana. Estábamos a varios grados bajo cero. Concretamente -6. Y estábamos helados.

Nos recogió un coche enviado por la agencia que habíamos contratado. A nosotros y a todo el mundo que tenía el servicio cogido. El resto, se las tenía que averiguar, y os aseguro que no se fácil de madrugada estar buscando dónde quedarse con semejante frío, de noche y todo cerrado.

Nosotros hicimos una excursión de dos días por Salar de Uyuni. El primero visitábamos el cementerio de trenes y nos adentramos en el Salar. Dormimos en Coquesa. En el segundo día de tour por Uyuni visitamos las momias de Coquesa, subimos al volcán Tunupa, la Isla Incahuasi y Colchani.

Una indicación que me parece fundamental es llevar precontratado el tour, tenerlo comprado antes de viajar. Llegar de madrugada a Uyuni y tener que buscarse la vida, os aseguro que no apetece.

Si llegas en avión, casi todos los tours salen entre las 9-10, así que podrías ir un poco justo de tiempo.

Cuando visitas La Paz, Uyuni o Potosí hay muchas empresas que ofertan tours a Uyuni, pero si ya lo tienes comprado, evitas perder tiempo en buscar una opción.

Así que os aconsejo que, en la medida de lo posible, lo llevéis cerrado antes de llegar. Eso sí, buscad precios porque los hay muy variados y excesivos.

Nosotros los compramos en una agencia en La Paz y nos costó 300 dólares, dos personas, dos noches.

Y tras haberlo visitado, os aseguramos que nos hubiéramos quedado un día más sin lugar a dudas. Nos faltó un día en el salar, conociendo las lagunas, los flamencos, acercarnos a Chile… Es un lugar increíble, mágico y que merece la pena ser conocido en profundidad.

Nos llevan a una cafetería en la que estamos calentitos hasta las 8 aproximadamente, cuando vinieron a recogernos. Mientras desayunamos y contactamos con nuestras familias en España. Tenemos un ratito de tiempo libre para descansar y conectar con el mundo. Llevamos un días frenéticos y sin apenas tiempo para saber qué está sucediendo realmente.

Nos recogen y dejamos el equipaje en el local para que lo introduzcan en el coche que vamos a llevar y nos vamos a dar un paseo por Uyuni. En realidad, no será hasta las 10 cuando nos vamos.

Hemos contratado una excursión de 48 horas, es decir, visitar el Salar de Uyuni en dos días. Y ahora, una vez que ha pasado el tiempo, me hubiera quedado otro más. Lo puedes alargar tanto como quieras, y adentrarte en Chile, pero nuestro tiempo era limitado y no era factible.

Nuestros compañeros de viaje son dos franceses y tres italianos muy cachondos. La verdad es que tenemos un buen grupo para pasar los próximos dos días en Bolivia. Era uno de nuestros temores, pero viajar solo disparaba mucho el presupuesto.

Desierto de sal de Uyuni

El Salar de Uyuni, con sus 10.582 km cuadrados es el salar más grande del mundo. Está ubicado en el departamento de Potosi en el Suroeste de Bolivia, cerca de la cresta de los Andes, a una altura de 3.650 msnm.

Hace 40.000 años, el actual salar de Uyuni, formaba parte del gigantesco Minchin. Cuando se secó, dejó conformados dos lagos, el Poopó y el Uru Uru, y dos grandes desiertos salinos, el Salar de Coipasa y el de Uyuni.

Se estima que Uyuni contiene unos diez billones de toneladas de sal, de las cuales, 25.000 toneladas son extraídas anualmente.

Cementerio de trenes de Uyuni

La primera parada es el mercado de Artesanías de Sal. Se trata de un mercadillo similar a todos los que veníamos conociendo, pero muy bien de precio. Finalmente compramos unas cuantas cosas, para variar.

Seguimos hacia el cementerio de trenes. Pocos kilómetros después llegamos.

El cementerio de trenes es una de las atracciones turísticas más visitadas de Bolivia, una de las primeras paradas nada más entrar en el desierto de sal de Uyuni.

Cementerio de trenes de Uyuni. Tour por el Salar de Uyuni

Se trata de una muestra admirable de locomotoras, vagones y ruedas del siglo XIX. Entonces, el ferrocarril unía la ciudad de Uyuni con Antofagasta (Chile), transportaba metales provenientes de Potosí, como el estaño, plata y oro, para llevarlos a los puertos del Pacífico.

En los años cuarenta, la industria minera se desplomó y decenas de trenes fueron abandonados . Ahora se han convertido en piezas únicas de la era industrial y forman un paisaje que debe ser visitado en algún momento de la vida.

El enorme espacio que ocupan, y lo curioso de dónde se ubican, bien podrían formar parte de un cuadro de Dalí.

Una vez llegamos allí, a los pocos minutos, inspeccionamos durante casi una hora los vagones. Entrando, subiendo y bajando y paseando entre ellos, y sacándonos decenas de fotos. Llama la atención los graffiti que también conforman parte del paisaje.

Cementerio de trenes de Uyuni. Tour por el Salar de Uyuni
Cementerio de trenes de Uyuni. Tour por el Salar de Uyuni

Tenemos que continuar y partir. Justo ahora es cuando parece que hay menos gente, pero no queda más remedio. Es cierto que todos los tours hacemos la misma ruta, pero apenas nos encontramos en el resto del viaje.

Desierto de sal

Nos adentramos ya hacia el salar. Dejamos las pistas de tierra, y por fin empezamos a conducir sobre sal. Estábamos deseándolo. Es curiosísimo. Sobre todo el color que adquiere todo, el reflejo, la luz. TODO.

Tour por el Salar de Uyuni

Y todavía más, las distancias. No sabes hacia donde vamos ni cuanto vamos a tardar. Parece que todo está cerca, pero al final, las distancias son largas.

Dakar

El Dakar rally ha pasado durante cinco años consecutivos por Uyuni, desde 2014 hasta 2018, y mostrar así al mundo, uno de los mayores atractivos de Bolivia a través de este espectáculo automovilístico.

Rally Dakar por Bolivia. Tour por el Salar de Uyuni

La etapa que pasa por Uyuni es una de las más exigentes debido a la altura que encuentran los pilotos.

Al lado, hay un edificio de sal que es donde nos volvemos a encontrar los viajeros. Consiste en un comedor común, con mesas y banquetas de sal, y donde comemos todos juntos. Cada guía/conductor lleva unas neveras con la comida preparada. Estaba deliciosa.

Rally Dakar por Bolivia. Tour por el Salar de Uyuni

Junto al edificio, hay un relieve lleno de banderas de distintos países. Buscamos la nuestra (si la lleváis, podéis dejarla).

Rally Dakar por Bolivia. Tour por el Salar de Uyuni

Nos volvemos a montar en coche. Al tiempo, nos paramos un rato a no hacer nada. Estamos al aire libre haciéndonos fotos y disfrutando del paisaje.

Salar de Uyuni

Tour de un día por el Salar de Uyuni
Tour de 1 día por el Salar de Uyuni
Tour de un día por el Salar de Uyuni
Tour de 1 día por el Salar de Uyuni

Seguimos la ruta, en dirección hacia el volcán Tunupa. De camino, comienza a anochecer, y hay que hacer una parada obligatoria para ver la puesta de sol. El colorido que coge el salar es un espectáculo. Hay que mirar hacia todos los lados para no perderse detalle. Será nuestro último atarder.

La gente que visita Uyuni en un día, suele volverse cuando ya ha anochecido, para ver esta maravilla de la naturaleza.

Puesta de sol en el Salar de Uyuni
Puesta de sol en el Salar de Uyuni

Llegamos a la «isla» del volcán de Tulupa, donde nos alojamos esa noche. Había un frío tremendo. En cuanto se pone el sol… cuesta estar al aire libre. Pero en el hotel, es similar.

Otra vez, nuestro guía prepara la cena que ha traído en neveras. Estaba todo riquísimo. Alberto se fue junto con los italianos, a hacer fotografía nocturna. Pero se volvieron enseguida por el frío.

Noche en el Salar de Uyuni
Noche en el Salar de Uyuni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *