carretera de la amistad, friendship highway, viajar al tibet, viaje al tibet, tibet road, Shigatse, Monasterio de Tashilhunpo, tashilhumpo monastery, panchen lama
Tíbet

Shigatse, Sakya y Shegar

Nos levantamos temprano en el Shigatse Hotel. Nuestro guía nos ayuda a prepararnos un Tsampa o Tsamba, el plato típico que desayunan los tibetanos. En realidad es una comida muy simple de preparar hecha a base de harina (bali), queso, manteca de yak y té tibetano.

Nuestra primera visita del día será el Monasterio de Tashilhunpo en Shigatse. Los guías nos acompañan hasta la entrada y nos dejan para que lo visitemos a nuestro aire. Deben ir a recoger más documentación y hacer trámites para continuar con nuestra ruta.

Llama la atención que debemos de parar constantemente en carretera hasta que nos dejen pasar así como mostrar el pasaporte. La ruta está prefijada y por tanto hay unos tiempos para pasar por cada zona. Todo ello está controlado por cámaras de seguridad y militares o policías.

Shigatse

Rigatse en chino y Shigatse en tibetano, significa casa solariega en los suelos más fértiles. Ubicada a 273 kilómetros al oeste de Lhasa, está asentada a una altura de 3800 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una población de 820.000 habitantes.

Shigatse es una ciudad antigua con una historia de más de 600 años y la segunda ciudad más importante del Tíbet. A mediados del siglo XIII , bajo la dinastía china de los Yuan, se construyeron 130.000 viviendas en el Tíbet. En los inicios del siglo XIV, el Gran Situ, ministro de educación de la dinastía Yuan, transfirió el centro político de Xialu hacia Shigatse. De ahí que comenzara a convertirse en una ciudad de gran envergadura.

En el siglo VII, Shantarakshita, un celebre monje hindú se dirigía hacia el Monasterio Samye, y al pasar por Shigatse, predicó y extendió el budismo.

El monje predijo que los centros de poder en el Tíbet serían establecidos en Lhasa y Shigatse. A mediados del siglo XV, Gendun Drup, el primer líder espiritual mandó la construcción del Monasterio de Tashilhunpo en las estribaciones de las Montañas Nima, sentando una base sólida para el futuro desarrollo de Shigatse.

Tashilhunpo

El Monasterio de Tashilhunpo fue construido en 1447, es la sede de los Panchen Lamas, quienes representan el segundo linaje más alto de los Tulku (lamas reencarnados) en la tradición de la Gelugpa.

Los antiguos edificios del monasterio mantienen el estilo arquitectónico tibetano, sin embargo también absorbieron determinadas características del estilo arquitectónico de la dinastía Han.

Debido a la gran cantidad de Panchen Lamas que hubo a lo largo de la historia, hubo que ampliar el monasterio gradualmente, según las necesidades que se iban presentando.

El Monasterio es uno de los seis grandes monasterios de la Gelukpa y el mayor monasterio budista de la Gelukpa, que conserva una gran cantidad de sutras y otras reliquias culturales.

Visitando el monasterio de Tashilhunpo

Nada más acceder al recinto del monasterio, parece como si nos adentráramos en un pequeño pueblo de otra época.

Una gran muralla rodea un entramado de pequeñas callejuelas que se encuentra prácticamente intacto a pesar de la Revolución china de los años 50.

Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

El guía nos dejó en la puerta para que recorriéramos nosotros solos el monasterio. Echamos de menos una explicación, que ya nos había dado con anterioridad, pero agradecemos movernos por nuestra cuenta sin presiones y a nuestro ritmo.

Tardamos un par de horitas en recorrer el recinto. A medida que va pasando la mañana, va apareciendo el sol y el monasterio adquiere otros tonos, que se puede apreciar en el nuevo colorido y el brillo que aparece en sus edificios.

Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
Panchen Lama en el Monasterio de Tashilunpo.
Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Debemos continuar con nuestra ruta por la Carretera de la Amistad, y siempre nos da pena dejar atrás otra ciudad de las previstas en nuestro itinerario.

Hemos pasado el puerto de montaña Tra La. El Tra La Pass se encuentra a 4.200 metro de altitud, de camino hacia Sakya.

Sakya

¡Por fin llegamos a Sakya! Hoy teníamos ganas de salir del coche.

Sakya tiene una superficie de 14.700 kilómetros cuadrados y es peculiar por su color. La región es única por su tierra (sa) gris (kya), de ahí el nombre de Sakya. Antaño, sus muros estaban pintados por franjas en tonos rojo, blanco y gris.

Cuando llegamos es la hora de comer, las tres de la tarde, así que decidimos entrar en uno de los restaurantes que hay junto al monasterio, concretamente en el Sakya Manasarovar Hotel, donde tomamos un delicioso plato de carne de yak y un arroz.

El sitio era precioso y el personal afable. Nos dejaron acceder a las cocinas y ver cómo preparaban los platos. Como siempre, mucho pepino en la comida, pero delicioso todo.

Una vez hemos repuesto fuerzas, nos adentramos nuevamente en el ambiente místico de los templos.

Monasterio de Sakya

El monasterio de Sakya, el Monasterio del Sur, es uno de los más importantes del Tíbet, nombre que coge de una de las escuelas del budismo tibetano y que encontró sus orígenes aquí en el año 1.071.

Entre los siglos XIII y XIV, Sakya fue el centro cultural y político del Tíbet. Los mongoles, convertidos al budismo y emperadores de China, dieron el poder político al Estado de los monjes de Sakya, desde entonces, los monjes se convirtieron en gobernadores del Tíbet hasta hace solo 70 años.

El monasterio conserva una colección colosal de obras de arte de gran valor, incluyendo abundantes sutras y otros tipos de manuscritos. También contiene unos 3.000 sutras de milenaria historia. Las pinturas murales son consideradas reliquias de inigualable valor. En Sakya el arte de la pinturas murales sigue siendo transmitido de generación en generación.

monasterio de Sakya, en el Tibet, carretera de la amistad. Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

En cuanto terminamos la visita, damos un breve paseo por las calles de Sakya porque tenemos que ponernos nuevamente en marcha.

Llama la atención que en el Tíbet, se aprovecha todo del Yak, hasta los excrementos, que se acumulan sobre los muros de las casas para consumirlos cuando se requieran.

Excremento de yak en el Tibet, carretera de la amistad. Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
calle de Sakya, en el Tibet. Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Todavía nos quedan muchas horas de viaje y muchos kilómetros, para acercarnos a la zona del Parque Natural del Qomolangma, para al día siguiente adentrarnos por un camino que nos llevará hacia el Campo Base del Everest.

Nos encontramos en una zona muy fértil y muy verde, que nos recuerda al norte de España y lo maravillosa que es la naturaleza.

Los colores en el Tíbet tienen otra inmensidad. Son colores naturales, primarios. Las nubes parece que están en suspensión. El cielo es lo que se conoce como azul. Imposible definir esta maravilla del mundo.

Gyantse en el Tibet, carretera de la amistad. Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Friendship highway
Precioso paisaje de Gyantse.

Seguimos nuestro camino antes de llegar a Shegar. Pasamos el puerto de Gyatchula Pass (5.200m). A partir de este punto, el cielo se cubre y ha empezado a diluviar. Nos preocupa el estado de la carretera. Sunam se preocupa un poco porque un compañero suyo se quedó bloqueado. La visibilidad era poco y vivimos algún momento de tensión. Es lo que tiene la aventura. Pero tras la tormenta llega la calma y por primera vez desde que hemos llegado al Tíbet, vemos la cima del Everest desde la carretera.

No podemos emocionarnos más y sentir que estamos muy cerca del colofón final del viaje por la Carretera de la Amistad. En realidad estamos eufóricos.

De camino nos encontramos muchos pueblos nómadas así como puestos ambulantes que nos venden unos collares. Los vendedores son auténticos.

Nómadas en el Tíbet, Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
Nómadas en el Tíbet
Tíbet, Monasterio de Tashilhunpo, sede de los Panchen Lamas, en el Tibet. Shigatse. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Tras muchas horas de viaje, llegamos a Shegar, también conocido como New Tingri o Baipa. Ya llevamos cerca de 600 km recorridos en la Carretera de la Amistad, y solo hoy hemos hecho unos 270 km.

Dormimos en el hotel Qomolangma a 4.100 metros de altura y a las puertas del Parque Natural del Qomolangma o del Everest. A estas alturas del viaje.

En las inmediaciones del hotel venden objetos de montaña, entre ellos botellas de oxígeno. Volvemos a insistir a Sunam pero nos vuelve a decir que no compremos nada. Que no los necesitamos, que pasamos los puertos de montaña sin problema y que ponernos oxígeno limitaría nuestro bienestar. Y la realidad es que nos encontrábamos bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *