nepal desde el aire, nepal, carretera de la amistad, friendship highway, viajar por carretera de nepal al tibet, viajar por carretera del tibet a nepal
Nepal

Rumbo a Kathmandú

Comienza la última etapa de nuestro viaje. Nos despedimos de nuestro guía y nuestro conductor. Y nos disponemos a hacer la cola de la frontera entre China y Nepal.

Insisten en que comprobemos que no tenemos nada que se deba quedar en el control, tales como la guía de Lonely Planet (aunque parezca mentira, en teoría no se puede llevar). Tras unos momentos de nervios, pensando que lo normal es que no pase nada, pero quién sabe…

Entregamos el pasaporte y nos lo devuelven. No lo sellan ni quieren. Tuve que insistir que yo quería mi sello de haber visitado el Tíbet. Y así fue. Ya lo tengo.

Pasamos la frontera y cruzamos a pie el famoso Puente de la Amistad. Ahí termina la Carretera de la Amistad o la Friendship Highway. Estamos en Kodari, de vuelta en Nepal y no sabíamos la aventura que todavía nos quedaba por vivir.

Había habido un desprendimiento en la montaña la semana anterior debido a la tormentas torrenciales y no se puede llegar a Kathmandú por la carretera. Los bordes de la carretera y terrenos amplios estaban llenos de camiones y autobuses que no podían continuar su trayecto. Se habían quedado bloqueados, y es algo que ya habíamos percibido el día anterior, antes de cruzar la frontera.

Nosotros estamos obligados a coger un helicóptero previo pago si queremos volver a la capital.

Carretera de la Amistad del Tíbet a Nepal. De Lhasa a Kathmandu. Viajar a Nepal. Viajar al Tibet.

Ese es el camino que lleva al helipuerto preparado de forma provisional junto a un colegio. Se convirtió en un pasatiempos para los niños, y no era para menos. Ver aterrizar y despegar los vuelos es impresionante. Aunque mucho más era sobrevolar Nepal en un helicóptero.

Carretera de la Amistad del Tíbet a Nepal. De Lhasa a Kathmandu. Viajar a Nepal. Viajar al Tibet. Viaje en helicóptero por Nepal.

Aunque en un principio estuve enfadada por el alto precio que hubo que pagar, además de descuadrarnos ese día; luego, no te queda otra que asumirlo. Es cierto que ya nos habían comentado que había problemas en la frontera y estuvimos a punto de cambiar la ruta, pero al final, queríamos conocer el Tíbet, que era para lo que habíamos viajado hasta el Himalaya, y ya veríamos lo que iba a suceder.

Os puedo asegurar que pese al imprevisto, se convirtió en una experiencia única para nosotros, y una aventura más que sumar a nuestra vida. Coger un vuelo como este y sobrevolar el Valle de Kathmandú fue uno de los mejores momentos de este viaje.

Carretera de la Amistad del Tíbet a Nepal. De Lhasa a Kathmandu. Viajar a Nepal. Viajar al Tibet. Viaje en helicóptero por Nepal.

No obstante, debido a esta desgracia, hubo víctimas y no debemos olvidarlo. Durante el vuelo pudimos ver el desprendimiento de la montaña sobre el río y en el que quedaron sepultadas numerosas viviendas y personas.

Como he comentado al principio, este suceso nos descuadró bastante el día, que tendríamos que haber aprovechado para visitar Patán. Por tanto, cuando llegamos nos vamos directamente a buscar hotel, porque a partir de aquí ya lo llevábamos todo abierto en Nepal.

Cuando tenemos alojamiento, volvemos al anterior hotel ya que quedaban plazas, Madhuban Guest House, nos disponemos a cenar en un delicioso italiano, buscando algo de comida más europea. Teníamos ganas de variar, así que nos dispusimos a buscar una alternativa y acertamos de lleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *