Bolivia

La Paz

Llegamos muy temprano a La Paz tras nuestro viaje nocturno en autobús desde Uyuni. Cogemos un taxi hasta nuestro hotel de La Paz, York B&B. Está situado en la calle Sagarnaga, en pleno centro de la capital y nos ha encantado su ubicación y su relación calidad-precio. Vamos a estar solo un día en La Paz, y queremos aprovecharlo al máximo.

Hacemos algo de tiempo hasta que nos dan una habitación. Como al día siguiente nos vamos temprano de La Paz, pedimos que nos den ese día el desayuno.

Un delicioso almuerzo en la cafetería de la puerta del hotel. Nos damos cuenta que nos hemos olvidado la goPro en el todoterreno de la excursión del Salar de Uyuni. Conseguimos hablar con la empresa de allí y un chico italiano que venía hoy en avión desde Uyuni, y que había hecho el tour con nosotros, nos la trae.

Por ello, damos un paseo por el centro, cerca de la Plaza San Francisco, pero sabiendo que en un rato nos tenemos que ir al aeropuerto, y con la pérdida de tiempo que supone tener que ir al aeropuerto a encontrarnos con este chico para recuperarla.

Son casi las 12 del mediodía, estamos de nuevo en el centro, y decidimos ir a comer en el Popular Cocina Boliviana. Por ello, como estaba muy cerca de nuestro hotel, nos vamos a reservar una mesa para garantizarnos probar esta deliciosa cocina.

Al final, ya es la hora de comer cuando llegamos al restaurante y además, no hacen reservas. Tenemos que hacer un poco de cola, así que decidimos quedarnos ya a esperar nuestra mesa.

Es un restaurante que no sirven más de x menús al día, por tanto, si vas muy tarde, nadie te garantiza una mesa.

Probamos todo lo que se nos ofreció. Nos aventuramos a probar los nuevos sabores de los productos típicos de la cocina boliviana. Todo estaba delicioso. Eso sí, son sabores muy diferentes a los españoles y a los peruanos, que son los que veníamos probando en los últimos días.

El restaurante presenta un sofisticado menú semanal fusión, con dos opciones de entrada, dos de plato principal y dos de postre. Cada uno, cuando lo sirven lleva consigo una explicación por parte de los camareros. El servicio es muy bueno y el ambiente cosmopolita. Nada que ver con el resto de restaurantes que vimos por la zona.

La ciudad es tan extensa, y nos apetece ver todo, y tenemos tan poco tiempo, que decidimos ir a conocer La Paz desde el aire.

Teleférico de La Paz

Sin duda, el teleférico es la mejor opción para trasladarse por la ciudad. El tráfico es frecuente en La Paz, así que, además de conocerla desde el aire, decidimos hacer alguna parada para conocer otras zonas.

El funcionamiento es excelente y su sistema es perfecto para moverse por una ciudad tan extensa. Las vistas y la experiencia es única. Similar a cualquier sistema de metro, con estaciones y transbordos.

Mercado de las brujas

El mercado de las brujas de La Paz se encuentra en la zona más comercial del centro de La Paz. En él se puede comprar todo tipo de productos típicos bolivianos.

El mercado se extiende por las calles Santa Cruz, Illampu, Linares y Sagárnaga. Las estanterías de los puestos están repletas de ingredientes para realizar rituales, tales como hierbas, pócimas o amuletos, entre otras.

Bolivia es mucho más barato que Perú, por lo que si piensas ir a ambos países, puede ser la mejor opción a la hora de hacer tus compras.

Luego estuvimos callejeando por la zona, llena de anticuarios y tiendas curiosas. Compramos algunas monedas antiguas, acuñadas en Potosí

Plaza de San Francisco

Se trata de una plaza a la que confluyen numerosas callejuelas, llenas de puestos en la que se venden objetos artesanales.

La Plaza San Francisco es una de las más animadas de La Paz, y damos fe de ello. Tiene un ambientazo. La plaza y la ciudad. Se encuentra en el punto en que la parte colonial de la ciudad limitaba con los distritos indígenas aimaras.

Lo más pintoresco de la plaza, es la cantidad de gente que se agolpa en ella. Precisamente, es habitual ver a la población aimara de La Paz sentada en sus escales mientras pasan el día charlando.

Iglesia de San Francisco

La iglesia de San Francisco, en pleno centro de La Paz, da nombre a la plaza. Destaca por su fusión de estilos arquitectónicos, barroco, mestizo y neoclásico.

Desde el campanario se disfruta de una bonita vista de la plaza. En el Museo San Francisco, ubicado en el edificio colindante de la iglesia, se pueden observar obras de arte religioso e indígena, ropa de época, etc.

Mercado Lanza y el bocadillo de chorizo de Doña Elvira

En la misma plaza se encuentra el Centro Comercial Lanza, y en su interior, el Mercado Lanza. Ahí nos tomamos el mejor bocadillo de esos días. No recuerdo el nombre, pero era la mujer que servía los bocadillos de chorizo más antiguos del Mercado Lanza.

Encantadora, nos contó su historia, la del mercado, cómo lo habían transformado recientemente, sobre Bolivia… Pero lo mejor, sus bocadillos!

El éxito se debe al exquisito sabor de chorizo y su aderezo, elaborados de forma casera, acompañado de un buen pan.

Pese a su fama ha mantenido sus precios muy económicos para seguir siendo tan popular como hace décadas, 7 bolivianos. Su local está en el piso 3, corredor 17 (abierto desde las 7 hasta las 21 h).

Nos tenemos que ir pronto a dormir porque cogemos el vuelo hacia Lima a las 4 y media de la mañana con la compañía Latam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *