viajar al tibet, viaje al tibet, tibet road, tibet, nepal, carretera de la amistad, friendship highway, viajar por carretera de nepal al tibet, viajar por carretera del tibet a nepal, everest, campo base del everest, north face everest, cara norte del everest, rongbuk, monasterio de rongbuk, rongbuk monastery
Tíbet

Campo Base del Everest y Rongbuk

Hoy hemos madrugado mucho para estar en la Carretera de la Amistad cuanto antes. Empieza uno de los días más emocionantes del viaje, nos adentramos en el Parque Natural del Mt. Everest o Qomolangma, en tibetano. Y además ha amanecido un día increíble.

Parque Natural del Mt. Everest o Qomolangma en el Tibet. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Qomolangma

Lo primero que tuvimos que hacer fueron unos trámites para adentrarnos en más de cuatro horas de viaje por pistas en la meseta tibetana. Sabíamos que teníamos que hacer una ruta de 90 km, pero no por pistas sin asfaltar.

De repente giramos a la derecha y dejamos atrás la Carretera de la Amistad, para coger un camino imposible desde Tingri. Menos para los guías, que se lo conocen a la perfección. En ella te encuentras gente que hace la excursión en coches, bicis o motos. Eso sí, no se puede ir solo porque no hay ni una sola señalización.

Parque Natural del Mt. Everest o Qomolangma en el Tibet. Carretera de la amistad. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Todo pistas alejándonos del mundo civilizado, entre montañas y más montañas. Todo árido, desértico.

Antes de salir del hotel por la mañana había leído los periódicos españoles. Había habido un accidente en la carretera que va desde Lhasa hasta Shigatse. Un autobús con turistas ha volcado y han fallecido 45 personas. Era la ruta que hicimos nosotros los días previos. En estos momentos uno toma consciencia de que está en uno de los lugares más remotos del planeta, sobre todo hoy.

En una de las casas por las que pasamos, un humilde hogar, una madre de familia vendía bebidas y patatillas para continuar el camino.

Parque Natural del Mt. Everest o Qomolangma en el Tibet. Carretera de la amistad. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

De vez en cuando nos cruzamos algún todoterreno, pero poca cosa. Los paisajes son preciosos. Sus montañas imponentes.

Pasamos por explanadas con campamentos nómadas donde los niños salían corriendo a ver si parábamos para saludarles y les dábamos algunos billetes. Las condiciones de vida en esta zona del Tíbet son muy duras.

Al final, tras cuatro horas dando botes en un coche, por fin llegamos a Rongbuk, nuestro destino final, un pueblo muy pequeño que gira en torno al monasterio más alto del mundo.

Rongbuk

Dejamos todas nuestras pertenencias en el hotel, Monastery Guesthouse. En un principio íbamos a dormir en el Hotel Everest View, pero no había habitaciones. Era bastante tétrico e inhóspito, así que no hay mal que por bien no venga.

En el pueblo se puede dormir en uno de los dos hoteles que hay, o bien en las tiendas de campaña que hay en una explanada.

Es mucho más agradable quedarse en el hotel, además de ser encantador. Es como una casa tibetana. Tiene una bar/cafetería donde poder estar calentito y donde convives con tibetanos. Eso sí, las noches son gélidas, y eso que teníamos ropa en la cama y mantas eléctricas. Nosotros dormimos con el abrigo puesto y era agosto.

Seguramente, en las tiendas de campaña estaban más calentitos puesto que había una chimenea típica tibetana en el centro. Nosotros entramos, no eran muy grandes y el calor que se sentía era un gustazo.

Campo Base del Everest

El techo del mundo, a 8848 m de altura, es la frontera natural entre el Tíbet y Nepal. El Parque Nacional de Sagarmatha, que en sánscrito significa madre del universo, es el nombre nepalí del monte Everest. En tierras chinas se le conoce como Qomolangma, que en tibetano quiere decir Tercera Diosa.

En las dos últimas décadas se ha multiplicado la cantidad de gente que intenta llegar a la cumbre provocando una gran congestión en la montaña. El Everest es un pirámide con tres caras definidas: la Suroeste, la Este y la Norte, que se accede desde el Tíbet.

Cómo llegar al Campo Base del Everest por el Tíbet

El acceso al campo base depende del país de origen, puede ser la cara sur por Nepal, o la famosa North Facepor China.

Se llega a través de la Nacional 318 de China. Si se visita desde China se debe ir a Lhasa y la ruta se dilataría un total de unos 8 o 10 días. En el sexto aproximadamente, se llega al campo.

Si se hiciera desde Kathmandu, en 2 días se alcanza Rongbuk, el pueblo en el que hay que alojarse para visitar el campamento. Debido al mal de altura, lo ideal es llegar desde Lhasa y haber gozado de varios días de aclimatación. Además de disfrutar de los paisajes del Himalaya.

Durante el recorrido, se pasa por diferentes altitudes, se alcanzan varias veces los 4000 y 5000 m de altura. Por ello, los guías pueden reconocer fácilmente si alguno de los viajeros están sufriendo este mal.

Sakya es uno de los últimos monasterios que hay que pasar antes de desviarse al Parque Natural del Qomolangma, por un camino de cerca de 4 horas y unos 100 km hasta llegar a Rongbuk.

La carretera no es en realidad una camino al uso, se trata de pistas que únicamente reconocen el camino los guías, imposible de llegar por uno mismo, además de prohibido. Los últimos 10 km son los que están en peor estado. No obstante, cada día se producen mejoras en las “carreteras” por parte del gobierno chino.

A una altitud de 5100 m sobre el nivel del mar y a 10 km del Campo Base del Monte Everest se encuentra el templo más alto del mundo, el Monasterio de Rongbuk. Fue fundado en 1902 por el lama Ngawang Tenzin Norbu, en un valle lleno de cabañas de meditación.

A pesar de que el lama consideró a los primeros escaladores herejes, les dio su protección y les proporcionó carne y té. El glaciar Rongbuk, alrededor de esta área, también es el más grande del lugar.

Hoy, en esta zona hay un monasterio con pequeñas casas, en la que habitan algunos tibetanos y un par de hoteles. Además de una zona de tiendas que se instalan temporalmente.

El campo base se encuentra a 5200 m. y se accede desde Rongbuk. Hay dos formas. O bien en autobús o bien caminando 4 km. La estancia en el campo base es obligatoriamente breve, tan solo 30 minutos y vigilada por el ejército chino.

¿Escalar el Monte Everest?

Subir a la cima del pico más alto del mundo es muy peligroso. Solo los escaladores más experimentados deberían probarlo. No se trata solo de una aventura, sino de una carrera de fondo. La cumbre, con un clima cambiante, puede ser azotada por tormentas, nevadas, viento y sol en un solo día. Los meses entre marzo y mayo son los más adecuados para escalar.

Subir al Campo Base del Everest

Nos comenta nuestro guía que en ese momento se observa muy bien el pico del Everest y que podría ser un buen momento para visitar el Campamento Base. No lo dudamos. Íbamos a subir al día siguiente, pero ya que hacía buen tiempo y estaba despejado, algo que no sucede siempre en agosto, decidimos lanzarnos.

Sunam dice que tenemos buen karma, que él viene con frecuencia y hoy es la vez que mejor lo había visto.

Cogemos el coche y hacemos unos 5 km en nusetro coche. Nos hemos trasladado de Rongbuk pueblo a la zona de las ya mencionadas tiendas de campaña donde suelen dormir los alpinistas y turistas que visitan la aldea. Es curioso, está lleno de puestecitos y hay una tienda de correos para enviar una carta.

Campo Base del Everest en el Tibet. Rongbuk. Carretera de la amistad. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Ahí mismo es donde se cogen los autobuses para ascender a la zona del Campo Base, único punto del Everest donde pueden llegar los turistas. Tras 10 minutos en un bus cochambroso, algunos intrépidos subían a pie, llegamos a un pequeño descampado militarizado donde nos encontramos una pequeña colina para subir al punto más alto permitido, 5.200 m.

Enseñamos nuevamente todos los documentos que tenemos a los chinos. A partir de ahí, solo los alpinistas que vayan a hacer alguna expedición durante los meses de abril y mayo, podrán adentrarse en el primer campamento base.

Campo Base del Everest en el Tibet. Carretera de la amistad. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Las vistas desde lo alto son un espectáculo. Como pega fuerte el aire, y por las restricciones que hay, se debe saber que no puedes estar más de 20 minutos observando ese paisaje. Al final se consigue alargar un poco el tiempo.

Hay que tener suerte ese día: que al llegar haya buena luz y que la cima esté despejada para tener buenas vistas. Al amanecer, es una maravilla ver la nitidez y la claridad con la que se puede observar la cima.

Se debe tratar de disfrutar el poco tiempo que se visita. Y aunque pueda parecer que al ser agosto es un hervidero de turistas, nada más lejos de la realidad. La única pega fue que al ratito de estar allí se pusieron las nubes y el Everest se escondió. ¡Pero ya lo habíamos visto!

Campo base del everest. Cara norte. North face. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway

Llevábamos una bandera de oraciones que compramos en Nepal para dejar nuestra impronta. Aunque parezca mentira, una tibetana las vendía allí mismo. Se vuelve a despejar la cima del Everest.

Campo base del everest. Cara norte. North face. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Carretera de la Amistad. Friendship highway
Banderas tibetanas en el Campo Base del Everest.

En cuanto al mal de altura comentar que es cierto que se nota la falta de aire. Pero sobre todo, se siente fatiga. Una fatiga constante. No obstante, si no se hacen esfuerzos bruscos, nada que no se pueda sobrellevar. Hay quien nos sugirió llevar bombonas de oxígeno (y se las vimos a algunas personas), pero yo creo que es ahí cuando más se nota esa diferencia y peor se puede pasar. De verdad, es más que llevadero siendo prudentes.

Arriba la temperatura es muy baja, incluso en esta época del año. Y más cuando se acerca la noche. Es fundamental ir con ropa preparada, así como unas buenas botas de montaña. No tanto por el trekking que no vamos a hacer, sino porque son senderos de piedras y que no podamos torcernos un pie y tener problemas. Y no hay que olvidarse de la piel. Protección solar. Nosotros nos quemamos en algún momento que nos despistamos.

Volvemos sobre las 17:30 h a Rongbuk con la sensación de no creernos demasiado donde acabábamos de estar y lo que habíamos vivido. Eufóricos es la palabra que define nuestro día.

Vamos al bar del hotel y nos comemos un plato de arroz frito con pollo y cerdo. Desde el desayuno no habíamos probado bocado. Era regulera la comida pero nos sabe a gloria.

Monasterio de Rongbuk

Ya en el pueblo, sobre las 6 y media de la tarde, y con un aire helado, visitamos Rongbuk. Su monasterio fue construido en los primeros años del siglo XX, en un área donde se necesitaba un lugar para que se quedaran los monjes.

Al tiempo, el Lama del monasterio de Rongbuk comenzó a ayudar a los primeros escaladores que querían ascender el Everest, y que tenían en Rongbuk una parada obligatoria en su camino.

Aunque los veía como herejes, les dio su protección y proporcionó carne y té mientras rezaba por su conversión.

Monasterio de Rongbuk en la Carretera de la Amistad en el Tibet. Campo Base del Everest. Cara norte. North face. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Friendship highway

Justo cuando nos estamos acercando, escuchamos las trompetas de los monjes. ¡Era la primera vez que las escuchábamos en nuestro viaje! Y el lugar no podía ser más místico. Unos 10 monjes desfilaron en procesión por los alrededores del monasterio y nosotros con ellos.

El monasterio de Rongbuk se encuentra a 4.980 metros de altitud, y es el monasterio más alto del mundo. Se encuentra a 200 metros más abajo que el Campamento Base Norte del Monte Everest y es desde donde mejor se divisa la famosa North Face del Everest.

El monasterio fue fundado en el año 1902 en un área con cabañas dedicadas a la meditación, y que habían sido usadas por monjes y ermitaños durante más de 400 años.

Aquí vive la comunidad nyimapa, que se distingue por no cortarse el pelo.

Continuamos dando un paseo por Rongbuk hasta que anocheció. Hacía ya un frío tremendo, pero teníamos que aprovechar las horas que nos quedaban en el techo del mundo.

Rongbuk. Campo Base del Everest. Cara norte. North face. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Friendship highway
Llevábamos la botella de agua oxigenada siempre con nosotros.

Antes de volver al hotel, Alberto se acercó a un yak a hacerle un primer plano (cosas que en el momento te parecen geniales ideas) y le envistió. Se hizo bastantes heridas en el cuerpo porque calló sobre piedras muy picudas, se partió las gafas, mucha sangre, mareo del mal de altura… Por eso os comentaba en uno de nuestro primeros días en el Tíbet, que podían llegar a ser salvajes y se debía ir con cuidado. Todo quedó en un susto.

Campo Base del Everest. Cara norte. North face. Viajar al Tibet. Viaje al Tibet. Friendship highway
Niño que vivía en nuestro hotel (hijo de los dueños?).

2 Comentarios

  • Roberto B.

    Estoy pensando en viajar al Tíbet y mi duda es si, al hacer este tour o similar, si parar en el Campo Base. Merece tanto la pena o se podría omitir de la ruta de la Carretera de la Amistad? Gracias!

    • mundus13

      Por supuesto que merece la pena. Es una experiencia única estar en el techo del mundo, por lo que desde mi punto de vista sí que deberías parar. El monasterio de Rongbuk y el pueblo en general tiene un encanto especial y las vistas son una maravilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *